Una escuela de Virginia ha desafiado al Estado al rechazar la política transgénero y se opuso a que los estudiantes usen el baño que quieran según su orientación sexual.

La junta escolar de Newport News, bajo la presidencia de Douglas Brown manifestó que esa ley viola la Constitución.

“Cuando la ley viola la Constitución, entonces es una mala ley”, dijo Brown. Agregó que esta viola los derechos de los padres.

Y es que esta ley enfocada en beneficios LGBT requiere que en las escuelas se les permita a los estudiantes ingresar a los baños y vestuarios según la identidad de género con la que se sientan a gusto.

Aparte bajo esta ley se le exige tanto el personal educativo como a los estudiantes que deben usar el lenguaje utilizando los pronombres que los estudiantes transgénero desean, así como también usar aquellos que son neutrales.

Douglas Brown expresa que la ley estatal entra en conflicto con los derechos de los padres. La junta escolar tiene una política y es de que “ve a los padres como los principales educadores de sus hijos en lo que respecta a su género, orientación sexual e identidad sexual”.

“Lo que estaríamos haciendo si adoptáramos esta política es que tendríamos que descartar esa otra política también, porque esas dos cosas … están en conflicto entre sí”, manifestó Brown.

Brown, un cristiano afroamericano también enfatizó que está muy mal llamar “fanáticos” a todo aquel que no está de acuerdo con esta creencia y práctica LGBT. 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *