J. Strickland, un obispo de la ciudad de Tyler, Texas, envió un mensaje al presidente Joe Biden haciéndole un llamado para que deje de utilizar fondos federales para financiar el asesinato de bebés en el vientre de su madre y para que deje de presentarse como «católico».

Esta no es la primera vez que un líder cristiano cuestiona la fe del presidente, ya que el pastor John MacArthur, la semana pasada le advirtió al demócrata que «tuviera cuidado al poner su mano en la Palabra de Dios».

«Dios no quiere tu respeto, quiere tu obediencia», recalcó el pastor.

Biden dio marcha atrás a varias de las políticas de Donald Trump contra el aborto al principio de su mandato, como permitirle enviar fondos federales a ONG que promueven el aborto en otros países, lo que generó muchas críticas de los ciudadanos del país.

El demócrata anuló la llamada «Política de la Ciudad de México», que impide el uso de fondos públicos para financiar la promoción del aborto, ya que la práctica se considera una violación de la dignidad humana.

Joe Biden ordenará igualmente al Departamento de Salud “tomar acciones inmediatas para considerar si debe revertir las regulaciones” que tratan sobre los centros de planificación familiar en Estados Unidos.

El gobierno de Donald Trump prohibió a las organizaciones que ofrecían servicios ginecológicos que propusieran abortos a sus pacientes, so pena de perder sus subvenciones.

El aborto es legal en Estados Unidos desde una decisión histórica de la Corte Suprema en 1973, pero todavía divide mucho a la población estadounidense, enfrentando una oposición aún muy viva, especialmente entre los sectores religiosos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *